‹ Volver al inicio
30/12 - 17:12
Kevin Spacey se niega a escuchar la acusación por agresión sexual
Días después de su insólita defensa como Frank Underwood, el actor de 59 años pidió ausentarse ante el juez el 7 de enero, cuando se formalizará una acusación en su contra por acoso sexual a un joven en 2016
MAS FOTOS
Kevin Spacey (Archivo)

Días después de haber publicado un controvertido video, Kevin Spacey pidió, a través de sus abogados, no tener que concurrir a un tribunal de Massachusetts el próximo 7 de enero, cuando se formalizará la acusación contra él por un caso de abuso sexual ocurrido en 2016.

El ganador del Oscar fue citado para escuchar las acusaciones en su contra, pero pidió no comparecer en el Tribunal de Distrito de Nantucket, presumiblemente para evitar a la prensa.

El fiscal que lleva el caso se opuso y solamente falta saber la decisión del juez.

"Si no pagué por las cosas que ambos sabemos que hice, ciertamente no voy a pagar por las que no hice (…) Sé lo que quieren. Quieren que vuelva", afirma en el video en el que hablar a cámara como si fuera el personaje de Frank Underwood de House of Cards.

La primera denuncia contra él fue por parte del actor Anthony Rapp, quien lo acusó por abuso cuando él tenía 14 años y eso significó su salida de la serie House of Cards y fue reemplazado en la película Todo el dinero del mundo por Christopher Plummer, quien recibió una nominación al Oscar.

Anthony Rapp denunció que Kevin Spacey abusó de él cuando tenía 14 años (AP)
Anthony Rapp denunció que Kevin Spacey abusó de él cuando tenía 14 años (AP)

El caso por el cual quedará encausado el 7 de enero sucedió en octubre de 2016, e involucra al hijo de 18 años de una reportera de TV. De acuerdo al joven, Spacey lo manoseó en un bar.

Las denuncias contra el actor se dieron en medio del impacto del movimiento #MeToo, que reveló los abusos y acosos en Hollywood, y que tuvo a Harvey Weisntein como principal acusado.
COMENTARIOS
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.