Formosa, Jueves, 16 de agosto de 2018 - 12:Aug:05 - loading
Hola ArgentinaGrupo Betania

Madurez emocional

05/08 Una columna de Bernardo Stamateas
Por Bernardo Stamateas

Nuestras acciones y maneras de reaccionar frente a lo que nos sucede día a día le van dando forma a nuestra personalidad. Esta se origina de nuestras cualidades especiales e irrepetibles y consiste es un “patrón de pensamientos y sentimientos” que perduran en el tiempo. 

Tu personalidad es única y es lo que te caracteriza y lo que te conduce a pensar, sentir y actuar de una forma que te diferencia de los demás. Comparto a continuación tres clases de personalidades que la mayoría de los seres humanos poseen:

1. Personalidad A. Típica de aquell0s que reaccionan de modo infantil, tal como lo haría un niño pequeño, cuando les dicen que “no”. Son personas inmaduras que creen saberlo todo y no permiten que nadie las corrija. 

2. Personalidad B. Esta es una combinación de rasgos de madurez e inmadurez. Dichas personas pueden avanzar en la vida pero, ante el menor obstáculo, retrocederán volviendo al punto de partida.

3. Personalidad C. Es la que caracteriza a las personas maduras. Ellas tienen un propósito claro en la vida y nada las mueve de su objetivo porque saben lo que quieren. Se trata de quienes suelen alcanzar el éxito y tener grandes logros, aun en las peores condiciones. 

¿Cuándo podemos decir que una persona es madura a nivel emocional? En realidad, no es algo que ocurre de la noche a la mañana, ni por casualidad, sino que es un proceso que requiere trabajar en la propia estima de manera continua. Tal como una vasija de barro, un ser humano debe ser moldeado desde la niñez y durante toda su vida, para alcanzar la madurez y adquirir esa forma original que lo identifica.

Pero lo cierto es que las distintas circunstancias de la vida, sobre todo las negativas como la pobreza y la enfermedad, hacen que “la vasija” se agriete, se deforme y se desvalorice. Dichas grietas son las heridas emocionales que todos tenemos, en mayor o menor medida, y muchas veces no nos permite ver nuestra grandeza en su verdadera dimensión.

No importa qué tipo de personalidad tengamos, aunque existan factores que limiten nuestro crecimiento, siempre tenemos la posibilidad de modificar nuestra manera de ser, es decir, nuestra carta de presentación al mundo. ¿Dónde comenzar a cambiar?, tal vez te preguntes…

Para un cambio profundo y sostenido en el tiempo, necesitamos modificar nuestros “patrones de pensamiento” que nos conducen a sentir y actuar de determinada forma. Suena complicado pero es posible, cuando uno está dispuesto a hacerlo. Primero, debemos identificar los pensamientos que nos limitan y nos mantienen dando vueltas en el mismo lugar. Segundo, hay que desarrollar hábitos nuevos y actitudes positivas. Esto nos permitirá superar todos esos rasgos de nuestra personalidad que no nos dejan avanzar. 

Para concluir, para sanar nuestras grietas, necesitamos aceptarnos tal cual somos y luego emplear todo lo vivido como fuerza y energía para impulsarnos a alcanzar lo mejor (sin desechar nada). De esta manera, lo negativo se convierte en una anécdota del pasado y somos capaces de mostrarles a los demás la mejor versión de nosotros mismos. 

Bernardo Stamateas
MAS NOTICIAS
Amarilla pidió encontrar puntos en común para resolver el precio del boleto de colectivo
Locales
El edil de Cambiemos solicitó lograr acuerdos para “impedir que ‘se meta la mano en el bolsillo’ de manera alevosa a los usuarios”
Los choferes siguen sin cobrar y la ciudad continúa sin transporte urbano
Locales
Esperan que el conflicto se destrabe en el transcurso de la mañana. Son 330 trabajadores afectados y miles de usuarios sin servicio
Joven fue interceptada y atacada por motochorros, pero un vecino salió en su defensa y la salvó del robo
Locales
Ocurrió el martes a la noche en el barrio La Paz. Uno de los delincuentes actuó a cara descubierta pero no pudo consumar el atraco por la intervención de un vecino. El atraco quedó filmado por las cámaras de un local comercial del lugar.