‹ Volver al inicio
14/09 - 19:09
¿Por qué las mujeres sufren más migrañas?
El papel de las hormonas específicas
Dr. Juan Patricio Nogueira
Médico Endocrinólogo e Investigador Adjunto del CONICET 

El dolor crónico es una de las enfermedades humanas más debilitantes y representa una carga social y económica para nuestra sociedad. Se están realizando grandes esfuerzos para comprender los mecanismos moleculares y celulares subyacentes a la fisiopatología de la transducción del dolor.

Es particularmente notable que algunos tipos de dolor crónico, como la migraña, muestran un dimorfismo sexual notable, siendo hasta tres veces más frecuente en las mujeres que en los hombres. Esta prevalencia de género en la migraña parece estar relacionada con las diferencias sexuales que surgen tanto de factores gonadal como genéticos.

Un estudio publicado en Frontiers in Molecular Biosciences, sugiere que las hormonas sexuales afectan las células alrededor del nervio trigémino y los vasos sanguíneos conectados en la cabeza, con los estrógenos, en sus niveles más altos en las mujeres en edad reproductiva, que son particularmente importantes para sensibilizar estas células a desencadenantes de migraña.

Se puede observar diferencias significativas en un modelo experimental de migraña entre hombres y mujeres y se está tratando de comprender los correlatos moleculares responsables de estas diferencias.

La testosterona parece proteger contra las migrañas, mientras que otros como la prolactina parecen empeorar las migrañas. Lo hacen haciendo que los canales iónicos de las células, que controlan las reacciones de las células a los estímulos externos, sean más o menos vulnerables a los desencadenantes de la migraña. Algunas hormonas necesitan mucha más investigación para determinar su función. Sin embargo, el estrógeno se destaca como un candidato clave para comprender la aparición de migraña. Primero se identificó como un factor por la mayor prevalencia de la migraña en las mujeres que menstrúan y la asociación de algunos tipos de migraña con los cambios relacionados con el período en los niveles de la hormona. Los estrógenos y los cambios en los niveles de estrógenos sensibilizan a las células alrededor del nervio trigémino a los estímulos. Eso hace que sea más fácil desencadenar un ataque de migraña.

Comprender el papel de las hormonas sexuales que modulan el sistema somatosensorial y desentrañar su impacto en la excitabilidad del nociceptor a largo plazo que subyace al dolor crónico allanará el camino al diseño y desarrollo de terapias nuevas y más eficientes que tengan en cuenta las diferencias sexuales en la percepción del dolor.

Algunos tipos de dolor crónico, como la migraña, muestran un dimorfismo sexual notable, siendo hasta tres veces más frecuente en las mujeres que en los hombres.
COMENTARIOS
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Lo Mas Leido
Cómo intervenir positivamente en la conducta
Campaña de detección gratuita de la Hidradenitis Supurativa
Mas Moda
Campaña de detección gratuita de la Hidradenitis Supurativa
Cómo intervenir positivamente en la conducta
Astenia primaveral: cómo combatir el cansancio extremo que muchos sienten en esta época del año