Formosa, Sabado, 19 de enero de 2019 - 23:Jan:06 - loading
Hola Argentina

Desde el Sistema de Alerta Gran Chaco, advierten que “la defensa tiene filtraciones y La Rinconada está ‘flotando’”

09/01/2019

En diálogo con La Mañana, el representante del Sistema de Alerta Gran Chaco PROADAPT, Luis María de la Cruz, se refirió a la situación actual del río Pilcomayo y si bien reconoció que “no es de emergencia”, lo que ocurre es que “hay familias que quedaron viviendo en zonas muy críticas y el 8 comenzó a notarse que la defensa tenía filtraciones y toda La Rinconada está como ‘flotando’”.

A modo de graficar esto, aportó a La Mañana una imagen satelital de la zona que va desde El Churcal a La Rinconada, correspondiente al pasado 26 de diciembre, durante el pico anterior. En ella se aprecia una mancha blanca, “que es La Rinconada. Mientras se mantengan las defensas, no habrá grandes problemas”, enfatizó para comentar también que en el medio del pueblo, en la parte más alta, cavaron un pozo de 1,40 metro para instalar postes, pero “tocaron agua”. Durante la entrevista, De La Cruz consideró que si bien las defensas están, “los riesgos para la salud son gigantescos debido al exceso de humedad y al riesgo que representan las serpientes y otros insectos para la población local”. 

“Los lugareños nos aseguraron que el Comando de Emergencias no está presente, lo cual es una locura. Si bien no están en emergencia en sentido de catástrofe, la situación es grave. Hasta ahora está controlada el agua por las defensas, pero no deja de ser grave”, remarcó.

“La imagen satelital que les pasé muestra lo que digo: La Rinconada es prácticamente una isla con agua alrededor por encima del nivel del suelo y no entiendo cómo algunos funcionarios dicen que la situación es segura”, reclamó.

Al ser consultado sobre el ingreso de agua a territorio paraguayo, De La Cruz señaló que “los niveles del canal guaraní sólo permiten la entrada con un nivel en Misión La Paz, cercano a los 5 metros. Ahora está entrando agua a ese canal, y aunque haya quienes digan que estamos así porque no ingresa agua al vecino país, no es así. Esta es una creciente pequeña, la más grande del ciclo pero aún pequeña”.

Seguidamente, recordó que las máximas históricas de caudal del Pilcomayo durante una crecida llegaron a los 3.500 metros cúbicos por segundo en el año 1983, oportunidad en la que se generaron grandes cambios en el curso del río y la ribera.

Autoevacuados y evacuados

En la zona de Chañaral y Cienieguito, asentamientos criollos, hay familias autoevacuadas que se ubicaron en un campamento provisorio construido con lonas y ramas.
En la jornada del 8, personal de la Comuna de Pozo de Maza estuvo asistiendo a pobladores de la zona mencionada, evacuando familias. “Allí residen unas 15 familias aproximadamente”, refirió De La Cruz.
Según pudo saberse, ayudaron a evacuar a la totalidad de los que tienen sus hogares en Cienieguito, porque “hasta ahí llegó el agua porque no tienen defensas. Está muy feo ahí”, dijeron quienes ayudaron en la labor.
Si bien retiraron a todas las familias, muchos dejaron pertenencias importantes que iban a ser retiradas en viajes sucesivos. Tenían previsto continuar con los viajes de traslado incluso hasta hoy, teniendo en cuenta las distancias.


Sobre el taponamiento del cauce en la Embocadura


A través de una radio del vecino país (Radio Pai Puku), se conocieron las declaraciones de Nirma Servín, presidenta de la Comisión de Pobladores de la ribera (paraguaya) del Pilcomayo, quien se refirió al taponamiento del cauce en la Embocadura.

La Mañana accedió al audio donde Servín aseguró que “el Pilcomayo nos sorprende algunas veces con grandes riadas y otras se llena de sedimento la entrada de agua, como pasó en estos días… Los primeros repuntes comenzaron en noviembre y hubo pequeños ingresos al canal hasta el km 7 de la Embocadura. Allí había un pequeño tapón y se hicieron los trabajos puntuales que el director, junto con esta comisión y los pobladores, fijaron”. 

En otro tramo de la entrevista, detalló que “el 5 de diciembre tuvimos un ingreso repentino, llegando en 8 días a General Díaz, y otro repunte más el 17, pero también hubo bajante en Pozo Hondo en la Embocadura y disminuyó la entrada de agua, y cuando pierde velocidad el agua, el sedimento queda; y entonces eso pasó. El 30 de diciembre tuvimos un ingreso de agua, pero ya no con un volumen importante y se tapó la Embocadura y se cerró la entrada de agua con sedimento y no tuvimos ingreso de agua por dos días. Ahora está ingresando muy bien otra vez”. 

Entre sus declaraciones, Servín afirmó que ven con esperanza que se concrete este año el proyecto de “instalar una nueva embocadura para tener más soberanía. Será una nueva toma de agua y con ella nos libraremos de los meandros que tiene la embocadura actual. Si llega a concretarse este sueño, será en un lugar que tiene la pendiente suficiente y no como éste, que está en una curva y siempre se tiene que estar cuidando la entrada de agua, porque si no, se colmata”.


DESTACADO - Si bien las defensas están, “los riesgos para la salud son gigantescos debido al exceso de humedad y al riesgo que representan las serpientes y otros insectos para la población local” 

Comentarios

MAS NOTICIAS
Crean grupos de WhatsApp para eludir los controles de tránsito
Interior
Hasta el momento se identificaron dos que se denominan: “Inspectores avisen” y “Zorros a la vista avisen”, en los que participan un centenar de conductores