Formosa, Miercoles, 17 de octubre de 2018 - 23:Oct:17 - loading
Hola ArgentinaGrupo Betania

Descubren otro escándalo en el INCAA: empresas ligadas al presidente de un club de fútbol recibían contratos millonarios

11/10/2018 Se trata de Carlos Pandolfi, presidente de Ferro Carril Oeste. Por sus vínculos políticos, colaboró con los productores de la película de Néstor Kirchner. Su mujer trabajaba en el área de compras del instituto

"En el INCAA sobrevive un bolsón de corrupción muy fuerte". En abril de 2017, en medio de la conmoción por la salida del entonces presidente del instituto, Alejandro Cacetta, el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, advertía que no se habían terminado los negociados internos. Pese a las reformas en materia de transparencia y los últimos escándalos, todavía aparecen resabios de lo que funcionó durante años como una caja política millonaria.

Las autoridades del INCAA acaban de suspender la contratación de la empresa Century Green SA, a cargo de la limpieza de todos los edificios que dependen del instituto. Una denuncia interna, a la que tuvo acceso Infobae, vincula esa firma de manera directa con el presidente de Ferro Carril Oeste, Carlos Daniel Pandolfi, un hombre ligado al kirchnerismo, y su actual pareja, Paula Delmoro, empleada del área de compras del instituto.

Pandolfi en el centro de la foto, con una camisa azul.

Century Green fue creada en 2004 con dos socios, Patricio Agustin García Chapuis y Andrea Fabiana Braunmuller. Dos años después, ingresó como director suplente Carlos Fernando Pandolfi, hijo del presidente de Ferro. Según registros societarios a los que tuvo acceso Infobae, el 25 de abril de 2014, el joven fue ratificado en su cargo. Ese mismo día se aprobó la gestión del directorio con la presencia de sus accionistas. El acta lleva la firma del contador Julio César Jimenez, el mismo que inscribió la empresa American Tape y Seguridad Integral Empresaria S.A, encargada de la seguridad del edificio Le Parc, donde vivía el fiscal Alberto Nisman.

Según bases de datos comerciales, Century Green tiene entre 65 y 75 empleados y una facturación anual de entre 10 y 50 millones de pesos.

En el INCAA, Century Green ingresó en 2009 luego de ganar una licitación y actualmente estaba contratada bajo la modalidad de legítimo abono. Fuentes oficiales confirmaron que prestaba servicios en tres edificios de oficinas, en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (Enerc) y en la Sala Gaumont.

Infobae se contactó ayer con el entorno de Pandolfi para que pudiera dar su descargo, pero dijeron que está de viaje en el exterior.

Hasta 2013, cuando mudó su sede social a Caballito, la empresa de limpieza declaraba domicilio en Hipólito Irigoyen 440, piso 2, frente a Plaza de Mayo. En esa misma dirección funcionan al menos dos empresas del presidente de Ferro: Agrojade SA, vinculada al negocio agropecuario, y Meresis SA, donde se asoció junto a Jorge "Topo" Devoto, ex publicista de Néstor Kirchner.

En Hipólito Irigoyen 440 se registraron las empresas de Pandolfi y Devoto (Nicolás Stulberg)
En Hipólito Irigoyen 440 se registraron las empresas de Pandolfi y Devoto

En ese mismo domicilio, Devoto registró otras dos sociedades, Surcone SA y Tochineki SA, la productora con la cual se llevó a cabo el documental sobre la vida de Néstor Kirchner.

El film se estrenó en noviembre de 2012 en el estadio Luna Park, y se transformó en un "reivindicación" de la militancia kirchnerista. "La película se hace dos veces para que dos personas (Devoto y Navarro) queden bien con una (por Cristina). Es uno de los dispendios más grandes de plata de Occidente. Contrataron a dos directores (Adrián Caetano y Paula De Luque), rodaron 180 (…) No tenía la menor importancia el espectador. Si cuando estrenaron la de De Luque compraron las entradas y los cines estaban vacíos… Las intendencias compraban entradas. Es un proyecto tan disparatado que es un gran reflejo del clima de demencia que se vivió en algunos sectores del kirchnerismo", opinó el periodista Gustavo Noriega en una entrevista con Infobae.

El documental de la polémica se terminó cuando el INCAA estaba a cargo de la ex esposa de Devoto, Liliana Mazure (en la foto con Cristina). Con varios procesamientos y denuncias en los tribunales Comodoro Py, la ex funcionaria solía bromear que tenía un guión escrito para filmar la vida de su ex marido: "Topo, de San Martín a París".

Liliana Mazure

Devoto es muy reconocido en el mundo K. Ex integrante de Montoneros, se acercó a Néstor Kirchner en 1987, durante la campaña para la intendencia de Río Gallegos. Viajó a Santa Cruz ante un pedido de Dante Dovena, luego embajador en Uruguay.

Tras la muerte de Kirchner, Devoto siempre se mantuvo muy cerca de Cristina. Cuando la ex presidenta abandonó el poder, el publicista la visitaba con frecuencia en el Sur y actualmente es un asiduo visitante al Instituto Patria.

Devoto es un asiduo visitante al Instituto Patria. (Youtube)

La relación entre Devoto y Pandolfi también se remonta a los comienzos del kirchnerismo. "Fuimos para allá con Jorge Argüello, Tito (su hermano), estuvimos dos días y nos volvimos", recordó el actual presidente de Ferro a fines de 2012 en el programa "Café Las Palabras", donde fue presentado como uno de los productores del documental aunque sólo colaboró con el film.

Familiares y allegados dentro del INCAA

Al igual que Devoto, Pandolfi siempre jugó de local dentro del INCAA. Su mujer, Paula Delmoro, trabajó en el sector de Compras, un área sensible donde se manejan todas las contrataciones. "No se desempeña más en Compras", dijeron fuentes del organismo sin dar más detalles.

Delmoro fue corrida del área pero tiene un contrato vigente hasta fin de año y sigue cobrando todos los meses como empleada del INCAA, un organismo autárquico que este año manejará un presupuesto aproximado de 1.900 millones de pesos.

Su ingreso al instituto se remonta a 2012, de la mano de Raúl Seguí, gerente de administración del organismo hasta que estallaron las denuncias de corrupción que provocaron la salida de Cacetta y otros directivos. Desde entonces, Seguí se desempeña en comisión ante el Senado de la Nación. "Estuvo en el despacho de Juan Manuel Abal Medina y ahora con Rodolfo Urtubey", reveló una fuente del INCAA, donde todos los meses llegan las certificaciones firmadas.

Seguí fue apartado de la conducción del INCAA y actualmente trabaja en el Senado.

Seguí también participa activamente de la política del club Ferro Carril Oeste, donde llegó a ser vicepresidente 2. "Delmoro y Seguí compartían mucho tiempo dentro del club. Se hicieron amigos y él la llevó al INCAA. Ahí le enseñó cómo escalar rápido. En algún momento le sugirió estudiar para que ascendiera a planta permanente y no la pudieran echar", cuenta una fuente que conoce los detalles de toda la trama.

En la interna del club de Caballito, Seguí es visto como un "socio" de Pandolfi. "Se encargó de recaudar fondos para las campañas de 2013 y 2017", reveló un ex dirigente. En la primera elección, Pandolfi arrasó con un 70 por ciento de los votos. Cuatro años después, volvió a ganar con una lista única.

En el afán de sumar a todos los sectores, utilizó el poder de choque de la barra brava y llegó a darle un cargo a la facción disidente en la subcomisión de Derechos Humanos, cuentan en el club.

Pandolfi también se aferró a sus contactos políticos para comandar el club. "En las reuniones se ufanaba de su cercanía con el kirchnerismo y decía que podía conseguir los cheques del Fútbol Para Todos (FPT) cuando había retrasos", reveló un ex dirigente que se apartó del club por las diferencias con Pandolfi. Esos contactos incluían al ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, que manejaba los fondos del FPT, a Fernando "Chino" Navarro, y al "Topo" Devoto.

Pandolfi expuso hace pocos días en la comisión de Deportes de Diputados que preside Daniel Scioli (Twitter)

Gran parte de su capital político lo heredó de su hermano, Víctor Pandolfi, un ex concejal porteño del Partido Justicialista que llegó a presidir el Concejo Deliberante en 1997 tras el escándalo de José Manuel Pico.

Una empresa de viajes, otro negocio redondo

Con Delmoro y Seguí en puestos claves del organismo, los negocios comenzaron a fluir. Entre 2013 y 2016, el INCAA contrató a Arrivals Agency Travel SA, una empresa de viajes donde aparece el hijo y la mujer de Pandolfi.

Según los registros oficiales a los que accedió Infobae, el Instituto de cine pagó al menos 22 facturas de esa sociedad de los ejercicios 2013, 2015 y 2016. Las facturas, en su enorme mayoría, fueron entregadas en 2017, con la nueva gestión.

De acuerdo a los informes presentados ante la Inspección General de Justicia (IGJ), el directorio actual de la sociedad está integrado por Carlos Fernando Pandolfi, como director suplente, y Damian González, como presidente.

En la última asamblea ordinaria, el 7 de agosto de 2015, el directorio aceptó por unanimidad la renuncia de Daniel Alberto Marchi y constituyó domicilio en Acoyte 25, en el barrio de Caballito.

Además la mujer de Pandolfi y empleada del INCAA aparece como firmante de cheques de la empresa, según bases de datos comerciales consultadas por este medio.

Nuevamente, los familiares de Pandolfi de los dos lados del mostrador.

Negocios con el delivery

Desde que se conoció la denuncia interna, que está en poder de la Oficina Anticorrupción, en el INCAA siguen de cerca otros contratos. Concretamente, las sospechas recaen sobre la empresa Urban Logistics Services SRL, donde figura la ex cuñada de Delmoro, Viviana Balog.

Infobae pudo confirmar que en los últimos dos años, el organismo pagó al menos 42 facturas de esa empresa por servicios de remises, motos y fletes. En los listados hay pagos muy recientes. Algunos superan la barrera de los 100 mil pesos. El 6 de septiembre, el INCAA abonó una factura de $272.242. Y el 28 de febrero de este año se pagaron $147.675 por la factura Nº 002-0081, donde se detalla "servicio de mensajería por monto – mes noviembre 2017".

La empresa ULS se creó a mediados de 2016 para "reemplazar" a otra firma del mismo rubro, LYB Servicios SRL, que también era proveedor del INCAA y terminó quebrando. Esa empresa pertenecía, al menos en los papeles, al ex marido de Delmoro.

"En el área de compras hacían figurar viajes que nunca se hacían o viajes inflados para tener un vuelto económico. Los arreglos se hacían en las confiterías de la zona (en los alrededores del INCAA)", dicen las denuncias.


Fuente: www.infobae.com

Comentarios

MAS NOTICIAS
8 de Marzo: “Re lindo se va a poner”
Sociedad
Así visualizan el futuro los vecinos de un barrio con casas que se quemaron pero se levantaron de nuevo, con vecinos comprometidos y otros, desentendidos, y donde el amor por los animales supera la conciencia ambiental. La crónica de un barrio que marcha
Harvard admite que 31 estudios promocionados como grandes avances en la medicina eran una farsa
Sociedad
Son trabajos de Piero Anversa, un médico que prometía revolucionar el tratamiento de las afecciones cardíacas con células madre. La prestigiosa universidad descubrió que se había basado en datos falsificados