Formosa, Sabado, 20 de octubre de 2018 - 06:Oct:06 - loading
Hola ArgentinaGrupo Betania

Para Oscar Conde, el lenguaje inclusivo es un fenómeno interesante pero todavía incipiente

25/09/2018 El doctor en Letras, escritor e investigador evaluó que si bien esa modalidad del habla todavía no fue aceptada por las mayorías, representa “un avance más hacia la igualdad de todos los géneros”

En diálogo exclusivo con Cronopio, Oscar Conde, doctor en Letras, escritor, profesor e investigador del lunfardo, afirmó que el lenguaje inclusivo “es un fenómeno al que merece prestársele atención”, pero que “recién está comenzando”, y que la incorporación de esa nueva forma de hablar y escribir dependerá del nivel de aceptación que logre en la ciudadanía argentina.

“Hay que ver si esto crece, se difunde y es aceptado por todos. Tendría que existir una concientización por parte de la sociedad acerca de lo que representaría el uso de ese lenguaje, en el sentido de ser más democráticos e incluir a todas las personas. Veo difícil que esto se pueda imponer”, aseguró.

“Ante cualquier fenómeno nuevo de la lengua, mi opinión es la misma: los lingüistas y los profesores no debemos y no tenemos por qué oponernos o no. La lengua se hace en el habla del pueblo; y si la ciudadanía acepta eso, y se difunde, no quedará otra alternativa que aceptar el lenguaje inclusivo”, detalló Conde a este Suplemento.

“El lenguaje inclusivo no pretende inventar palabras, sino simplemente ‘encontrarle la vuelta’ al modo en el que las desinencias de los sustantivos, los artículos y de algunos adjetivos podrían reflejar, de alguna manera, la inclusión de todos los géneros, hablando no sólo de masculino o de femenino, sino de todas las sexualidades que actualmente sabemos que existen”, especificó el profesional.

“Dentro de esa diversidad, nace el lenguaje inclusivo, con la misión política de tratar de abarcar a todas las personas, de la mejor manera posible, y que nadie se sienta excluido. Me parece un pedido justo, que políticamente es un gesto. Aunque parezca que no significa demasiado, representa mucho para muchas personas. Me parece un paso positivo, un avance más hacia la igualdad de todos los géneros”, señaló el especialista.

“La incorporación del lenguaje inclusivo dependerá del nivel de aceptación que alcance ese uso de la lengua. En este momento, recién está surgiendo. Las personas de cierta edad, entre las cuales me incluyo, somos bastante reacias a los cambios en general. Pero en algún momento la Ley de Divorcio parecía un horror, y la norma se aprobó y no pasó absolutamente nada. Exceptuando a los militantes de diferentes edades, la mayoría de los usuarios del lenguaje inclusivo son personas menores de 20 años”, indicó el docente.

“Tengo una hija de 13 años que utiliza ese lenguaje, y una de 21 que no lo hace. Yo trato de usarlo si estoy con otra persona que puede sentirse excluida, pero no me sale naturalmente, porque soy un hombre de 57 años y me cuesta hablar de esa manera. Pero hago el esfuerzo, y me parece que es de buena gente hacerlo”, expresó.

“No sé si aquellas personas que militan a favor del lenguaje inclusivo podrán imponerlo. Les deseo la mejor de las suertes, pero eso depende de que la gente lo acepte, que le resulte natural. Cuando eso pase, no habrá ningún problema”, dijo el doctor en Letras.

Para finalizar, Oscar Conde aclaró la diferencia entre el lenguaje inclusivo y el lunfardo. “El lunfardo es un vocabulario, un argot surgido en las grandes ciudades del Río de la Plata hacia 1870, básicamente por efecto de la inmigración, y que luego continuó su camino. El lunfardo es una lista de palabras y de frases. El lenguaje inclusivo es algo bien diferente, porque no apunta a crear palabras nuevas”, manifestó.

La Real Academia 

Al ser consultado sobre la posibilidad de que la Real Academia Española modifique la redacción de la Constitución de España para contemplar el lenguaje inclusivo y la amenaza del escritor Arturo Pérez-Reverte de renunciar a la entidad si se accede a esa propuesta, el doctor Oscar Conde aseveró: “La RAE no debe expedirse acerca de este tema. Para cambiar la carta magna, hay que llamar a una Asamblea Constituyente”.

“Yo admiro mucho a Pérez-Reverte. Podría llamarme su amigo, porque lo he conocido y he comido con él tanto en Madrid como en Buenos Aires. Además de ser un gran novelista, lo considero una gran persona, un hombre de bien, un caballero. Pero no estoy de acuerdo con él en esa postura. Si el lenguaje inclusivo se difunde, no nos afecta en nada a los profesores ni a los académicos. Espero que Arturo no renuncie a la Academia, porque cometería un error”, puntualizó.

“Las academias siempre van detrás de los cambios que se producen en el lenguaje. Más que aceptar, lo que deberíamos hacer los lingüistas es explicar los fenómenos. A los hablantes no les importa si aceptamos un lenguaje o no”, remarcó.

“No sé si hoy los principales medios de comunicación están trabajando en incorporar el lenguaje inclusivo en sus Manuales de Estilo, pero me parece un poco prematuro, porque ese lenguaje tiene un uso bastante minoritario y restringido. Los cambios siempre se producen primero en la oralidad, en el habla, y luego pasan a la letra escrita, más allá de que esas modificaciones existan hoy en las redes sociales”, subrayó.

Comentarios

MAS NOTICIAS
Formosus: Lilia Salsano será la pianista en el concierto de este sábado
Cronopio
La joven santafesina estará tocando en el ciclo de "Grandes Conciertos". La entrada es libre y gratuita
Raiawaton (Conocerse)
Cronopio
La artista formoseña de proyección internacional Charo Bogarín, en su reciente visita a nuestra ciudad, accedió amablemente a una charla íntima con el emergente poeta qom Víctor Zárate